Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios.
Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Pelicano se reserva el derecho de admisión

El pasado 18 de marzo se inauguraba la Sala Pelicano tras meses de expectación, su apertura fue un éxito que congrego a miles de personas dentro de sus instalaciones las primeras semanas de apertura. Pero no todo es tan bonito como se pinta en algún medio de comunicación.

Lo cierto es que en esta sala multiespectáculos  parece ser, que no puede acceder todo el mundo, debido a las normas que tienen impuestas y al personal del que disponen para el acceso al local. Un local que se presenta como elitista y que para su acceso se tienen en cuenta tanto la ropa que llevas puesta, como otros aspectos no relevantes para pasártelo bien y tomar alguna copa con tus amigos.

Durante estas últimas semanas he podido ver el descontento e indignación de amigos y personas que he conocido en cuanto a su experiencia a la hora de entrar a la sala.

Un taxista mientras me llevaba a mi destino, comentaba que tiene un hijo de 18 años que salió un día de fiesta con sus amigos y decidieron ir a la sala pero que no los dejaron acceder porque solo se permitía el acceso a mayores de 21 años. Sin embargo ellos ya habían accedido anteriormente sin ningún problema pero con un reservado de más de 200€ que habían pagado. Lo cierto es que aun teniendo 21 años, hay gente que no la dejan entrar. Recordad actualizar vuestra foto del DNI porque el otro día me comentaron que no dejan entrar sino te pareces a la foto de tu documento de identidad.  Hicieron lo mejor que podían hacer, irse conjunto a sus siete amigas a otros locales como los de Monte-alto o el Orzán.

Eso sí, no os preocupéis que en caso de que no os dejen acceder hay muchos locales en Coruña, donde seréis bien recibidos.

Aprovecho para informaros del vestuario para acceder al local, según las normas, esta vestimenta que nombramos a continuación se considera inadecuada a la sintonía del local.

Chándal, ropa y calzado de deportes, bañador, bermuda masculina, pantalón “pirata”, camiseta masculina de tirantes o sin magas, chanclas de playa o similares, ropa rota, deteriorada o falta de higiene, calzado reforzado con acero.

Estas normas no están hechas para gente del sur que acostumbra a utilizar calzado abierto y camisetas de todo tipo. Ni tampoco para aquellos que les gusten los pantalones de última moda. Pero si queréis asegurar que vais bien vestidos, os recomendaría ir solo a las tiendas de la Calle Serrano en Madrid.

Escrito por:

Juan Carlos Martín

Juan Carlos Martín Google Plus

Director de Eventosyocio Galicia 

@jcmartinvez

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Suscríbete a nuestro NEWSLETTER y te mantendremos informado con las últimas novedades